Y quién habla por mí?

facebook facebook facebook facebook

¿La psiquiatría ha estudiado lo suficiente a la primera infancia?

La nueva ciencia de la psiquiatría biológica, se encuentra basada más en la compresión bioquímica de procesos mentales que en el mismo proceso psicoanalítico, ésta nació en los años cincuenta encontrando bases biológicas a diversos trastornos. La mayoría de los medicamentos en psiquiatría no se usan para buscar efectos igual a los perseguidos por las personas que son adictas y pocas de ellas llegan a formar adicción; sin embargo, son medicamentos que deben usarse después de haber llegado a un diagnóstico preciso y correcto; además de que se deben determinar minuciosamente las dosis adecuadas de acuerdo a las múltiples y particulares circunstancias de cada caso.

Los medicamentos utilizados en psiquiatría pueden clasificarse en cinco grupos (sin ser una clasificación limitativa):

  • Antidepresivos

  • Ansiolíticos

  • Antipsicóticos

  • Antirrecurrenciales

  • Antiparkinsonianos

Tomando en cuenta la dificultad para determinar en una persona la necesidad de un medicamento psiquiátrico y la dosis adecuada, ¿Cómo es posible que se medique a niños y niñas de apenas unos meses de edad? Si bien, según el Instituto Nacional de Salud Mental (NIMH, por sus siglas en inglés), aproximadamente uno de cada 10 niños, niñas y adolescentes en los Estados Unidos tiene una enfermedad mental lo suficientemente grave como para causar problemas para el niño(a); y ocho de cada 10 no reciben el tratamiento que necesitan ¿Cómo confiar en estas aseveraciones? Si un niño o niña de 6 a 8 años apenas desarrollan la capacidad de comprender las perspectivas o los deseos de las demás personas y son capaces de pensar de forma lógica y racional. Entienden apenas, que las demás personas puedan tener opiniones y sentimientos diferentes a los suyos. Académicamente, los niños y niñas de alrededor de los 6 años están listas para comenzar las tareas más complejas como la lectura, la escritura y las matemáticas y al pasar de los 6 a los 8 años, son capaces de asumir tareas más exigentes en la escuela. Y ni hablar de niñas y niños de menor edad que ya están siendo medicados, y que apenas se encuentran formando sus procesos mentales biológicos básicos.

Tan solo en Estados Unidos, según CCHR International:

  • A 2,8000 bebés les prescriben algún medicamento psiquiátrico de los 0 a los 12 meses de edad.

  • A 198,000 niños y niñas menores de 5 años están tomando medicamentos para controlar el ADHD con efectos similares a los de la cocaína.

  • El número de niños entre 0 y 5 años que están tomando anti ansiolíticos podrían llenar 6 estadios de fútbol.

  • Desde el nacimiento hasta los 5 años de edad más de un millón de niños y niñas son medicados con tratamientos psiquiátricos.

  • 286 agencias que regulan los medicamentos han señalado el peligro de los efectos al someter a los niños y niñas a drogas prescritas en tratamientos psiquiátricos.

¿Existen los suficientes estudios científicos y multidisciplinarios para llevar a cabo estas prácticas, o desde un enfoque para personas adultas se está ideando esto? Lamentablemente es poca la información y en países como el de nosotros, México, incluso carecemos de cifras certeras. Debemos sin duda visibilizar este tema y darle una perspectiva justa de Derechos Humanos.


Comparte

Regálanos un like